“El tabú profesional de las adversidades”

Hablaba por estos días con quien fue mi socia por casi 13 años, de cuán importante es el papel de las Universidades en la formación de los estudiantes en torno a todos esos temas profesionales que como sociedad aún son tabú, entre ellos el fracaso.


Quizás al hablar últimamente solo de felicidad y la importancia de las emociones positivas se nos olvida la importancia de hablar de aquellos temas que no son tan “positivos” pero hacen parte normal de la vida profesional. Y es que ahí está el asunto. Deberíamos normalizar palabras como fracaso… si, es normal fracasar, si te arriesgas en algo, una de las posibilidades es fracasar. Si lo quieres ver desde un punto de vista más útil, pues fracasar es aprender.


Es tan tabú esto a nivel profesional, y nos hace tanto daño, que aquellos profesionales con una marcada orientación al logro y una programación mental solo enfocada en el triunfo (programación que es más poderosa y evidente en unas Universidades en comparación con otras), podrían estar en alto riesgo de adquirir enfermedades mentales o en el peor de los casos tomar decisiones que los afecten profundamente a ellos y sus familias (como sociedad hemos sido testigos silenciosos de casos como estos, que han sucedido y seguirán sucediendo ante nuestros ojos).


De aquí radica la importancia de guiar a nuestros profesionales para que realmente encuentren su propósito y vivan una vida significativa, formados fuertemente en su SER más que en el QUEHACER, para que tengan todas las herramientas para afrontar la vida con todas sus maravillas, pero también con todas sus adversidades, como es lo normal de vivir.


5 visualizaciones0 comentarios